Pensamientos

sábado, 27 de junio de 2009

Llegaron las finales

Entregadas ya las notas, entre suspiros de alivio, exclamaciones de alegría y algún que otro incomprensible disgusto, es momento de memorias, informes, actas y papeleos varios, de esos que no lee nadie pero que (casi) todos hacemos "por si". Como ya dije hace algún tiempo, a mí me sirven más estas actas virtuales donde reflexiono sobre lo mejorable y lo imposible, donde puedo recibir críticas y propuestas.

Ya hablé en su momento del final de 2º de bachillerato, de las alegrías que nos proporcionan los alumnos de Referentes, de lo que nos costó el Inválido y de lo bien que supieron defenderlo en Selectividad.

En Griego I la principal novedad de este año ha sido la ausencia de libro de texto. No significa que no hayamos usado ningún método, supongo que ya todos tienen clara la diferencia. Usamos como referencia el Athenaze pero las actividades, el apoyo teórico y el trabajo en general lo realizamos a través del aula virtual. La principal dificultad ha sido no poder acceder al aula de informática; los portátiles que usábamos el año pasado, los del lliurex, fueron secuestrados temporalmente por los informáticos mientras llegaba su nueva aula con ordenadores fijos. Cuando los devolvieron, había que configurar la wifi, actualizar el sistema... en todo el curso ha sido imposible usarlos. Tuvimos a partir de mayo, eso sí, los ultraportátiles que nos regaló el ayuntamiento, aunque los usamos pocas veces porque hemos de coordinarnos con el resto de compañeros interesados en utilizarlos. Así que las clases han sido en su mayoría en el aula de audiovisuales, todos ante una pantalla y dejando para casa los trabajos individuales o colectivos del aula virtual. A pesar de todo, el curso ha sido muy agradable y el ambiente muy enriquecedor. No todos elegirán Griego II por la aparición de una nueva optativa, Literatura Universal, pero estoy convencida de que los que lo hagan, no se van a arrepentir, aunque sea con ese Inválido de nuevo.

En cuanto a resultados han sido bastante positivos. De 12 estudiantes, hay dos alumnas que tienen que venir a recuperar. Espero que este verano trabajen lo suficiente como para poder demostrar en septiembre que el griego ya no les plantea problemas. Tienen en el aula virtual las tareas que deben hacer este verano para poder recuperar y realizar sin problemas el examen de recuperación.

En Cultura Clásica hemos tenido la fortuna de poder tener clase todos los días en el aula de informática. Por eso el abandonar el libro de texto por el aula virtual no ha sido un problema. Hemos podido proponer muchas más actividades: lecciones, cuestionarios, wikis, foros, vídeos ... hasta participar en la red social de los estudiantes de clásicas. Estoy muy contenta con este grupo, en el que se juntaban los alumnos de diversificación con los de otro grupo. Hemos aprendido mucho juntos, nos hemos reído, nos hemos ido hasta Mérida a conocer a los compañeros de los 2.000 por correo, hemos visitado la Domus Baebia (por cierto, enhorabuena por la resolución, una merecida recompensa al trabajo bien hecho). Probablemente no vuelva a tener a muchos de ellos, ya que la mayoría no seguirán el itinerario humanístico o abandonarán el centro antes de llegar a bachillerato, pero no tengo duda de que cuando vea a alguno por la calle me recordará las papeleras mitológicas. Como en ese mural que han pintado los chavales de 4º en el patio, aparecerán también en nuestros sueños el laberinto y Caronte, Aracne, Helios y Selene, pero sobre todo, una amplísima sonrisa.

Dejo para el final la peor de mis pesadillas este curso: el TMI. No me atrevo siquiera a desarrollar las iniciales porque el contenido de la materia no tiene nada que ver con lo que ha pasado en las aulas. Ya hablé de estas cosas a principio de curso y no mejoraron mucho más en los otros trimestres. Como resultado hay muchos más suspensos de los que me hubiera gustado. Lo que me ha resultado más sorprendente es que el resto de compañeros que han tenido esta optativa no han debido tener tantos problemas, porque he sido la única que ha mandado alumnos a septiembre (bueno, hay una compañera que también ha mandado a un alumno). Quiere esto decir que de todos los alumnos de 4º (cinco grupos), los míos han sido los únicos que no han trabajado, o yo he sido la única que no ha sabido hacerles trabajar. Con esta comida de cabeza me he quedado. Pero he aprendido para el curso próximo y seguro que si me vuelven a dar horas de TMI no plantearé la materia según indica el DOCV, haré lo que crea mejor para el desarrollo de la asignatura.

Pero siempre hay excepciones. En medio de ese grupo una alumna ha conseguido destacarse. He de darle la enhorabuena por el trabajo realizado, especialmente dadas las circunstancias. Muchas gracias, Esther, por haber mantenido la sonrisa durante todo el curso (y por las otras muchas cosas, tuyas y de Ricky, de las que no voy a hablar para no ponerme tonta de nuevo).

Termina el curso y ha habido algunas despedidas: compañeros que cambian, alumnos que nos dejan, alguna jubilación. En unas semanas volveremos a ver caras nuevas, de algunos compañeros en el claustro de julio, otros en septiembre, como los estudiantes. La vida sigue, entre suspiros de alivio, exclamaciones de alegría y algún que otro incomprensible disgusto...

7 comentarios:

santi dijo...

Enhorabuena por el trabajo. Las satisfaciones que has recibido imagino que compensan con creces las pocas decepciones.
Felices merecidas vacaciones.
Oscula
P.S. ¿Entoces usas fotocopias del Ath. o están escaneadas en el aula virtual? :)
Τα λέμε τη Δευτέρα.

Ricardo dijo...

Enhorabuena por todo tu trabajo. Muy felices vacaciones, Ana. Te insisto a ti, que eres importante, en la organización del I Congreso Nacional Chiron. A ver si sale para el curso que viene, ¿no? Un abrazo.

Ana dijo...

Santi, tecla a tecla :)

Ricardo, gracias por tus palabras. A ver si conseguimos lo del CNC. Buen verano.

Montse dijo...

Ana, descansa que te lo mereces y deja que pase el tiempo para quitarte ese mal sabor de boca que te ha dejado TMI (por cierto, qué es?) No obstante, como de todo hay que sacar lo positivo, te diré que esa decepción te convertido en humana para mí. Creía que eras divina, nunca encontrabas ningún contratiempo, ningún inconveniente en nada... pero no he visto que eres humana como la mayoría lo somos.

Cambiando de tema, creo que Ricardo tiene razón en el CNC, así que venga, ponte las pilas, pero no os olvidéis de los/as de Filosofía, vale?

Un abrazo, Montse.

Ana dijo...

Montse, el TMI es una optativa obligatoria (a nuestra Conselleria le encanta el oxímoron) que se da en 4º. Consiste en un trabajo de investigación que el alumno ha de desarrollar a lo largo del curso bajo la supervisión de un docente. Tenía grandes expectativas con esta materia y el batacazo ha sido doloroso, pero ya me he levantado y estoy dispuesta a seguir saltando y bailando. Me alegro de que hayas dejado de verme divina, que eso asusta y mucho, y más viniendo de ti.

El CNC está en mente y algunos hilos hay movidos, a ver si lo conseguimos. Si fuera por ganas, ahora mismito se hacía. Y por supuesto, estará todo el mundo invitado, especialmente amigas como tú, no lo dudes.

Que pases buen verano.

Esther dijo...

¡Oh Ana! ¡Oh Ana!
Tú también eres capaz de dejarme sin palabras, y mira que es difícil... ;)

Gustavus Ficus dijo...

Gracias Ana por los buenos deseos y por añadirme, porque hoy mismo iba apedir la solicitud. Un saludo.