Pensamientos

martes, 16 de diciembre de 2008

Uf, el TMI

Seguimos con las actas del departamento.

Hoy era la evaluación de los grupos de 4º. Este curso en el que el latín ha sustituido a la Cultura Clásica sólo puedo acceder a los chavales de ese nivel mediante la nueva materia del TMI. Tengo 14 alumnos de tres grupos distintos que forman un conjunto un tanto especial.

Aunque sea duro y recogiendo las palabras de Susana en un comentario al post anterior, está bien hacer evaluación crítica y mejor que sea "auto". Los resultados de estos chavales han sido desastrosos: ¡doce suspensos de catorce alumnos! Lo peor es que la mayoría de ellos se pusieron esa nota en la autoevaluación y los que no lo hicieron, confiaban en una buena voluntad que no creo que sirva de nada en una primera evaluación.

Entre las cosas que hemos intentado lograr: llevar un diario de trabajo (cuesta mucho escribir, por lo visto), aprender a citar fuentes, sacar el máximo provecho al buscador de google, usar imágenes con licencia y lugares donde encontrarlas, centrar el tema de investigación, fijar los objetivos, redactar una justificación. Suena bien, ¿no? Pues no debe ser así.

Puedo enumerar algunas de las excusas/justificaciones para estos resultados: la novedad de la materia nos ha tomado por sorpresa (a ellos y a mí), en algunos casos les falta madurez para cursar una materia de este tipo, me falta mucho por aprender para poder ofrecer la mejor ayuda, me falta práctica, hemos sufrido escasez de medios (sin acceso al aula de informática, compartiendo la biblioteca con cinco profesores más), ha fallado el esfuerzo, etc, etc, etc. En fin. Ya hemos reflexionado en clase. Esperamos mejorar y empezar a trabajar en el próximo trimestre. Ojalá sea así.

Entre estos lamentos, hay que felicitar a las dos heroínas que han destacado por su trabajo constante. Muchas gracias por demostrar que es posible hacerlo bien.

Mañana a clase, que se ha desconvocado la huelga (aunque no termino de entender muy bien las razones, porque me parece que sólo se ha logrado una moratoria para el punto octavo, ¿el resto era relleno?).

6 comentarios:

leogano dijo...

buen blog y animo con las evaluaciones

Papalibros dijo...

Por tu artículo me acabo de enterar de que es e TMI. aúnque tengo que mirarlo con más cal, en Galicia no lo tenemos y de entrada parece una buen aidea. Que "auto-evaluación" tan valiente, yo no creo que sea capaz de hacerla así. Seguro las cosas que mejoran mucho en la 2ª evaluación. Segurísimo que se enganchan un montón y trabajan (quien me diera a mi estar de alumna!)Bicos

Susana dijo...

Perdón en comentario anterior, desde el blog del club de lectura de mi centro, me olvidé cambiar la cuenta. Ahora me identifico.

elgreco dijo...

Hola, Ana:
¡Cuánto tiempo sin comentarte! ¡Disculpa!
Sigo tus viajes, experiencias, peripecias y demás.
En vuestro centro ¿habéis ofrecido la asignatura en tres ámbitos o campos de conocimiento? Si es así, ¿cuál impartes tú?
Si lo habéis hecho así, han elegido los alumnos el campo de conocimiento?
En el nuestro hemos creado tres campos: lingüístico, científico y artístico y a los alumnos los hemos distribuido nosotros, según las asignaturas específicas que cursan.
Es decir, si un alumno cursa Plástica, Música y Tecnología hará el campo artístico; si hace Biología, Física y Tecnología, el científico; si cursa Latín, Francés e Informática, el lingüístico.
La Informática la hemos considerado neutral, ya que es un magnífico auxiliar en cualquier campo.
Había muchas combinaciones, pero, en general, todos han estado de acuerdo con la elección hecha por sus tutores, el departamento de orientación y la jefatura de estudios.
Hemos aceptado los muy pocos cambios solicitados.
Respecto a tus lamentaciones y comentarios, supongo que habéis pagado la novedad, aunque es una asignatura, en mi opinión, un tanto exigente, si se quiere hacer bien, para alumnos de 4ESO. Todos depende de cómo se enfoque.
Seguro que en la segunda evaluación le cogen el tranquillo y se endereza la situación. Tienen buena maestra.

Ana dijo...

Gracias por vuestras palabras de ánimo, me hacen sentir mucho más acompañada. Esto no lo dan las actas de departamento, ¿verdad? Una razón más para continuar con mis actas en la red.

Estimado amigo, en mi centro se distribuyó la materia a los que teníamos huecos y ganas. Entre los últimos estaba yo, que tenía unas expectativas muy altas y muchas ganas de hacer cosas, hasta que me estampé con la realidad de una optativa obligatoria, valga el oxímoron. La distribución fue voluntaria: los alumnos eligieron entre cinco departamentos (música, historia, biología, física y química y griego), así que se dejaron llevar por lo que imaginaban que iban a hacer. De hecho, su primer comentario fue que habían elegido mi departamento para que les contara esas historias de mitos tan entretenidas. Es cosa de la novedad, sin duda. Los problemas empezaron cuando intenté que comprendieran que el trabajo es de ellos y que los que tienen que trabajar, por tanto, son ellos; que mi cometido es acompañarles y guiarles, pero que el esfuerzo principal corre de su parte. Entre mis alumnos hay un par de personas con muchas ganas de investigar y un resto muy numeroso de alumnos que se mantienen en 4º por esas cosas que tiene nuestro sistema educativo (la mayoría tienen más de cinco asignaturas suspendidas). Creo que puedes imaginar muy bien la situación.
No creo que el problema haya sido que la elección haya sido voluntaria, puede enriquecer su formación elegir un departamento distante a su itinerario formativo: ¿por qué los de ciencias no pueden hacer un maravilloso trabajo sobre léxico? ¿o los de letras un acercamiento a los problemas del medio ambiente? Sí que es cierto que hemos padecido (estoy sufriendo) la novatada.
Personalmente asumo mi decepción, aunque sé, porque ese par de personitas me lo demuestran, que la materia puede ser fantástica, siempre que los alumnos tengan ganas de trabajar y madurez para asumir responsabilidades. No es el caso.
Hemos hecho el propósito de intentarlo con más ganas al volver de vacaciones. No sé si podremos conseguir mucho, pues ya ves el material con el que cuento, pero confío en lograr que al menos adquieran rutinas de trabajo. Ya sería mucho en algunos de los casos.

Antonio dijo...

En verdad, lo del monográfico es complicado por muchos motivos. Aún así, veo que has sobrevivido con dignidad. En breve contaré cómo me ha ido.