Pensamientos

miércoles, 22 de julio de 2009

A descansar

A un mes de haber finalizado las clases, no he encontrado hasta ahora el tiempo de silencio y la tranquilidad necesaria para poder compartir algunas cosas que han estado pasando.

No pude relatar, como otros años, las jornadas de Novadors, aunque quien quiera hacerse una idea puede leer el magnífico resumen de Paco o ver las imágenes que reflejan el espíritu de esos días a la perfección. Allí escuché a Mertxu hablando de Cmaps, así como a nuestros compañeros Vicent y Francesc presentando la wiki del TAFAD. Lamentablemente me perdí la intervención de Toni (todavía no tengo el don de la ubicuidad y eso que se lo pido a los dioses con frecuencia), aunque pude disfrutar de su compañía siempre enriquecedora en algunos ratos robados. Destacables son, sin ninguna duda, las intervenciones de Fernando García Páez (¡cómo me encanta escucharle! Debería ser obligatorio para cualquier docente asistir al menos a una de sus conferencias para poder ejercer) y de Dolors Reig, que nos deslumbró con las explicaciones sobre la web semántica. Ya sé que las jornadas se merecen un artículo en exclusiva, pero ya han pasado tantos días ...

Tampoco encontré el tiempo para contar nuestra visita al MARQ y a la espléndida exposición "La belleza del cuerpo". Traje algunas imágenes pero si tenéis ocasión, no os la perdáis, es impresionante.

Peores fueron los momentos que vivimos algunos hasta confirmar las horas asignadas por inspección este año en los centros. Entre la bofetada que nos dio la universidad al no ponderar como mérito nuestras materias en algunas carreras tradicionalmente vinculadas a ellas (lo que se interpretó en los centros como un "si la universidad no las valora, ¿para qué hacer latín o griego?") y la consigna de Conselleria de reducir al máximo las plazas (con supresiones y desplazados, con escasas comisiones de servicio), sufrimos unos días angustiosos.

Como reacción, vivimos la rápida movilización de los compañeros de clásicas que ha dado lugar a la Plataforma en defensa del griego y del latín, uniendo los esfuerzos de las principales asociaciones vinculadas con las clásicas (Ludere et discere, Prosopon-Sagunt, SEEC-Valencia y Castellón, SEEC- Alicante, Departamento de Filología de la UV) a los de cientos de particulares que se adhieren a título personal (¿has firmado ya?) en apoyo de nuestras reivindicaciones, un número de adhesiones que no para de crecer a pesar de las fechas en las que estamos.

Por último, hemos estado dos días disfrutando de la hospitalidad benicarlanda en las Jornadas sobre la presencia de la cerámica griega en contextos ibéricos de la Península organizadas por el Museu de Castelló en colaboración con el ayuntamiento de Benicarló. Además de las conferencias (con ponentes de excepción como Adolfo Domínguez Monedero o Paloma Cabrera) visitamos los yacimientos iberos de Puig de la Nau (donde se encontró la copa del pintor de Pentesilea), Perengil y Puig de la Misericordia. Hay que felicitar a Arturo Oliver por la organización de este evento, pues ha conseguido combinar un excelente nivel académico con agradables momentos de convivencia. Creo que estas jornadas se van a convertir en una cita obligatoria en mis veranos.

Y ya. Si alguien quiere encontrarme antes de septiembre, que mire el mar que dejo ilustrando este artículo. Estaré cerca.





6 comentarios:

Luis Inclán dijo...

¡Que consigas el merecido descanso, Ana!
Saludos cordiales.

Antonio dijo...

A pesar de los rigores del clima (y peores los del clima político-educativo que los propiamente estivales), te deseo un descanso más que merecido. Y a ver si nos vemos intempestivamente por esas playitas cercanas, y nos tomamos algo fresquito. Feliz verano.

Javi dijo...

Querida Ana. Disfruta del merecido descanso. Nos vemos y leemos en Septiembre. Finalmente conseguí los referentes después de pelearme con media dirección territorial... Besos

Ricardo dijo...

Que descanses, Ana. Un fuerte abrazo.

Montse dijo...

No descanses tanto y aprovecha para hacer aquello que supuestamente se tiene que hacer en los congresos, jajaja. Un abrazo enorme. Montse

Angus dijo...

Que descansada vida la de aquel que huye del mundanal ruido...