Pensamientos

viernes, 14 de noviembre de 2008

Compartir no es restar, es multiplicar

Cada vez que hemos hablado de Chiron hacemos una reflexión similar que no quiero olvidar: ¿de qué nos sirve tener ese material que hemos preparado en un cajón? ¿nos hace más listos? ¿más guapos? ¿más importantes? ¿más trabajadores? ¿nos da más alegrías? ¿vamos a ganar mucho dinero con él?

Los que están compartiendo libremente sus materiales en Chiron saben que están facilitando el trabajo a otros muchos, que quizá van a facilitarles a su vez la tarea cualquier otro día. La recompensa es el reconocimiento al trabajo bien hecho, la admiración por esa cantidad de genio que se reparte entre los profesores de clásicas, esas ganas de transmitir conocimientos que se adivinan en el cariño al elaborar esos materiales. Es emplear los esfuerzos de una manera más productiva ¿O es que podemos ser especialistas en todo y estar en todas partes? Ni que fuéramos Hermes.

Un ejemplo. Imagino que no hay materia que haya variado su examen de selectividad con tanta frecuencia como el Griego de la Comunidad Valenciana. En los últimos años hemos cambiado de textos y autores cada curso: Esopo, Jenofonte, Lisias. Un desastre para preparar decentemente a nuestros alumnos si no hubiera sido por esos maravillosos compañeros que han compartido lo que van elaborando para sus clases. De este modo, la cantidad de recursos que se han generado es impresionante: las reflexiones imprescindibles de Virginia, las presentaciones del grupo Thalassa (más conocidos como Mertxu y Mario), los resúmenes de Mario, el vocabulario y propuestas de trabajo de Charo, Amparo y Mª José, las traducciones de Carlos Viloria ... y lo más reciente: el material para los discursos de este año realizado por Pascual de Pablo y Juan González que se encuentra en WiChiron. Son materiales que se han compartido sin más afán que el de ayudar a otros compañeros y enriquecer el trabajo de todos. ¿No son admirables?

Todo este rollo es para agradecer a algunos compañeros lo último que han compartido libremente y que me ha interesado particularmente por su calidad e interés. Como el taller sobre monedas griegas y romanas de Fernando Lillo; la información sobre la representación musical en los vasos atenienses del siglo VI; o la presentación de Xavi Villaplana sobre el colorido de los dioses griegos que será lo primero que veamos el lunes en la clase de Referentes, ahora que estamos con las esculturas.



Creo que ese es el camino, nada de pasarnos el material entre unos pocos y que se quede en lugares cerrados: ¡que circule, que circule el conocimiento! El conocimiento ha de llegar a todos para multiplicarse y Chiron ha demostrado ser un buen foro para que se difunda con rapidez.

Desde aquí, muchas gracias a esos compañeros que hacen que Chiron sea cada vez mejor.

P.S. Ya he firmado la petición de Carlos Cabanillas para ofrecer ¡Latín desde 1º de E.S.O., ya! ¿A qué esperas a mostrar tu apoyo?

12 comentarios:

domingo dijo...

Suscribo toda tu reflexión, Ana. Compartir es multiplicar y Chiron es el mejor exponente de esta filosofía. Gracias por estar ahí siempre, presentándonos esos materiales tan fantásticos que nos hacen más fácil la docencia. Yo también he firmado. Un saludo

Luis Inclán dijo...

Ana:
De vez en cuando hay que decir las cosas para que quede constancia. Me alegro de que lo hayas hecho. Agradecer es de bien nacidos.
Saludos.

Javi dijo...

Buena y necesaria reflexión, Ana

Miguel dijo...

Veo que los de clásicas sois los auténticos valedores de que estas asignaturas no mueran... de muerte natural. Mi más profunda admiración, y agradecimiento (yo aunque no soy de clásicas soy vecino vuestro), soy de sociales, y todo mi apoyo para que no abandonéis esta lucha contra los que piensan que esto de las lenguas muertas y lo que de ello se derive no "sirve para nada".
Por cierto, ¡ojalá se diera latín desde primero!
Un abrazo.

Antonio Parra dijo...

Buena y justa reflexión precisamente hoy.
La verdad es que Chiron se ha convertido en una verdadera hidra de Lerna.

Chao, chao.

Adria dijo...

Con tu permiso voy a publicar tu reflexión en mi blog para hacerlo exentesible a la educación en general. Y sin duda agradecerte que nos abras los ojos y nos recuerdes cual es la cuna del aprendizaje... la comunicación. Te dejo una frase que le escuché a Felipe Sayas hace un tiempo: "Cuando uno enseña, dos aprenden"

Saludos Ana.

Carlos Viloria dijo...

Hola Ana, muchas gracias por tus reflexiones en voz alta, que, al mismo tiempo que animan a otr@s compañer@s a participar y a conocer el trabajo de los demás, a aquell@s de nosotr@s que participamos de la idea de que "compartir" no sólo es sumar sino también aprender nos estimulan a seguir por este camino (casi siempre plagado de espinas, pero con rosas hermosas, aunque escasas).

Fernando Lillo dijo...

Gracias Ana por tu comentario. Así da gusto trabajar. Realmente las clásicas han cambiado mucho gracias a todos los entusiastas como tú y tantos otros que están haciendo posible que jamás podamos decir que los clásicos estamos solos.

Mertxu dijo...

Estuve presente en la gestación y nacimento de Chiron. Y recuerdo las palabras de Ana el día de su presentación en sociedad: venga, ¿ cuando vas a colgar cosas?
Ese es el espíritu de Chiron. Todos colaboramos, todos compartimos. En plano de igualdad. Estoy algo harta de compañeros divinos que se creen superiores al resto, como si ellos hubiesen sido los elegidos por no sé sabe que divinidad para no sé que.
No soporto las divas ni en la ópera.
Y Chiron no es un grupo de divas,es un grupo de profesores entusiastas con muchas ganas de trabajar, de enseñar y de aprender (de compartir) y espero que nunca llegue a ser un grupo de divas. Dejaría de ser Chiron.

MAR CASTON dijo...

Soy MMar de Castelló, de la Campanya Recicla l'Escola. Tenía ganas de saludarte. Hice contigo el primer curso que diste de blog. He tenido el blog un poco parado, pero lo he vuelto a retomar y he conseguido que se hayan apuntado nuevos autores, que aún no escriben , pero parece que no tardarán. Me ha venido muy bien encontrar esta entrada sobre lo que significa compartir, porque es una gran riqueza, que no nos podemos perder. Hasta pronto y gracias por las cosas que compartes.

Ricardo dijo...

Así como tú lo he creído y entendido yo siempre. Muchas gracias por tu trabajo y un fuerte abrazo.

Isra dijo...

Sólo te ha faltado decir: busque, compare y si encuentra algo mejor... compártalo.