Pensamientos

martes, 18 de diciembre de 2012

Evaluaciones, primera parte.

Hemos estado bastante silenciosos este trimestre pero con las evaluaciones llega el momento de contar algunas de las cosas en las que nos hemos entretenido.

Acabamos de sufrir las evaluaciones de 3º así que empezamos con Cultura Clásica. Este año tenemos dos grupos, poco más de cuarenta alumnos en total. Son chavales inquietos como corresponde a su edad, con ganas de aprender aunque a veces a ellos mismos se les olvide y tengamos que negociar un clima de trabajo que nos sirva a todos.

Sobre la marcha del curso, hemos empezado como cada año con los mitos: el rapto de Europa, el juicio de Paris, la belleza de Helena... Aunque también nos ha dado tiempo a hacer alguna maqueta de edificios clásicos y a empezar a practicar los  juegos de la Plaza de los dioses porque este año seremos de nuevo monitores en los Ludi.

Sobre la forma de trabajo, además de las actividades del aula virtual, este curso cada alumno mantiene su propia libreta en tumblr donde recogemos lo que vamos aprendiendo en clase. La ventaja es que cualquiera (compañeros y familias) puede seguir la marcha del curso porque el trabajo es público y se puede ver en un mismo lugar. Así es más fácil que se evalúen unos a otros. Esto de las calificaciones a los compañeros no les ha gustado nada y ha sido una de las quejas en la puesta en común. No me extraña, a mí tampoco me gusta nada hacerlo ;-)

Entre las actividades del trimestre, los alumnos de 3º participaron en el evento "Yo conozco mi herencia, ¿y tú?", tanto en la lectura como en la realización de carteles. No hemos podido colgar todos como era nuestra intención pero queda pendiente para la vuelta de vacaciones.

Queda también pendiente para este miércoles la visita a la Domus, donde participaremos en un par de talleres de los que daremos cuenta.

Sobre los resultados de este trimestre no nos podemos quejar. Hay un par de calificaciones excelentes para esos alumnos enamorados de la Cultura Clásica que se han pasado el trimestre haciendo las tareas obligatorias y las voluntarias, ayudando a sus compañeros, preguntando y participando para que la clase marchara lo mejor posible. También hay un par de calificaciones negativas para aquellos alumnos que no han realizado la mayor parte de las tareas o han faltado sistemáticamente a clase. El resto de calificaciones puede mejorarse a lo largo del curso, ahora que ya hemos aprendido que la ausencia de exámenes no significa falta de control o de esfuerzo, todo lo contrario, cada actividad es una prueba a superar.

Seguiremos otro día con las reflexiones sobre los bachilleratos.