Pensamientos

domingo, 22 de noviembre de 2009

Venit, vidit, vicit

Me siento incapaz de responder a la propuesta del otro día porque como saben todos los que me conocen, no sé hablar de mí misma, de si soy TIC o TAC, de la razón por la que me apasionan las clásicas (¿no es evidente?) o similares. En compensación dejo aquí unas palabras mucho más interesantes y sensatas con las que me identifico.




La calidad de la imagen es pésima, pido disculpas por ello, pero espero que sirva para hacerse una idea de lo que vivimos en la Domus Baebia en la clausura de las Jornadas de la SEEC donde aprendimos de docentes y  de discentes, donde Charo, Amparo y Salva nos colmaron de las muestras de hospitalidad que les caracterizan al mostrarnos su Domus, donde encontramos a amigos que vinieron de muy lejos y otros más cercanos.

No puedo responder al meme esta vez, pero creo que si alguien está interesado por lo que me entusiasma solamente tiene que pasearse un poco por aquí. Descubrirá que tengo poco que enseñar y mucho que aprender.

8 comentarios:

Tica dijo...

No aconseguisc malgrat tindre al màxim el volum del portàtil escoltar què diu, hauré de buscar uns auriculars per intentar-ho de bell nou.

Anónimo dijo...

Ana para mi también fue muy gratificante estar con amigas de verdad. Pese a hacer 300 kilometros mereció mucho la pena la mañana que vivimos ayer, pues nos reconfortan charlas como la de Carlos y veros y estar un ratito con amigas como tú y Merxu.
Carlos es un mostruooo Un abrazo

slocker dijo...

No sé que he hecho soy Slocker el del comentario

domingo dijo...

Ana: Gracias por permitirnos aprender también a quienes no pudimos estar el sábado con vosotros. Siempre un placer oír a Carlos.Con auriculares se oye muy bien.

Mariló dijo...

Me uno al comentario de Slocker. Ana yo creo que eres TAC!

buscador de ítacas dijo...

Gracias, Ana, por compartir el vídeo. Y gracias, Carlos, por esas explicaciones de fondo que van más allá de nombrar recursos porque estén de moda o tengan que estarlo... y por decir la exageración de que hablo muchas lenguas.:-P ¿No te animas a volver a usar Twitter o alguna otra red de microblogueo con tus alumnos de latín? Desde fuera o medio fuera sí que parecía que, como dijiste, tuvo "éxito desigual", aunque la idea es interesante y puede que me equivoque, pero parece que es algo lo suficientemente más cercano al MSN y Tuenti como para que se piquen y lo usen. Aunque quizá siempre sea en mayor o menor medida un problema el que una idea, por buena que sea, surja del profesor y los alumnos se lo tomen como algo impuesto, por muy dospuntoceroso y moderno que sea. O quizá también el microblogueo no esté lo suficientemente difundido aún en España como para que el alumno medio —excluyendo los que siempre están al día de todo lo que surge nuevo porque les interesa— se lo tome como algo diferente a un experimento de un profesor más entusiasta de las nuevas tecnologías en general que él.

Y totalmente de acuerdo en que algunos innováis mucho... y luego... a la llegada a la universidad se encuentra uno con lo que se encuentra (también fuera de usos de la tecnología, en cuestiones metodológicas como hablar latín). Espero que no tengamos que "cerrar el quiosco y terminar hablando de la digamma", aunque, teniendo aún que aguantar esta fase de la "educación", no soy muy optimista, por mucho que algunos digan que la situación de las Clásicas siempre ha sido muy mala y hasta que la cosa va por temporadas. Creo que sin innovaciones técnicas y metodológicas (que a veces suponen, curiosamente, volver a antes de que se corrompiera una parte del sistema), mal nos irá, así que gracias de nuevo por recordar estas cosas desde la experiencia constante y contándolas como lo haces por lo que he visto en este vídeo.

santi dijo...

Cuánta razón tiene Carlos y qué bién lo comenta. Se puede decir más alto, pero no más claro.
Qué bueno que se desplazaran parte de las jornadas a Sagunto!
Y qué bueno que estés siempre ahí, Ana, para darnos al resto la crónica.

Mercedes dijo...

Muy oportuna, Ana, la cita de Cesar. Afortunadamente queda tu video de la fugaz estancia de Carlos (porque estuvo aquí ¿verdad?), fugaz y meritoria por las dificultades que tuvo que vencer para venir(sabe que se lo agradecemos), y, por supuesto, victoriosa por lo que disfrutamos escuchándole y porque no podía ser menos tratándose de un extremeño