Pensamientos

domingo, 11 de octubre de 2009

Antes de que cuente diez

Una persona a la que admiro muchísimo me comentaba una vez que hasta el último año que trabajó (ya está felizmente jubilada) estuvo preparándose material distinto. No podía concebir de otro modo la enseñanza y le parecía normal que cada año tuviera que reinventar los mismos temas: es la sal de la vida.

Para mi fortuna tengo la misma sensación. Cada año toca volver a encontrar el camino, pues los árboles del bosque son distintos: han cambiado los alumnos, las circunstancias, nosotros mismos. Cada principio de curso me acuerdo de esa conversación cuando me agobio al principio de curso hasta organizarme de nuevo el planteamiento de cada materia y me recuerdo que se trata de eso, de aprender cada día un poco más. En eso estoy.

Con Cultura Clásica no he tenido más opción. El curso pasado tenía asignada las dos horas semanales en el aula de informática, así que todas las actividades se realizaban en red. Este curso nos han asignado una sala de proyecciones, con pantalla y cañón, así que volvemos a usar cuadernos para componer nuestro propio libro de texto, sumando actividades y apuntes elaborados entre todos. El aula virtual seguirá abierta para actividades extra o para cuando usemos los portátiles.

Con Griego I, la culpa es toda mía. Seducida por los materiales que se comparten en Ellenizo y harta de usar textos con derechos reservados, recuperé una idea que ya discutimos algunos una tarde en Xàtiva pero que quedó, como tantas otras cosas, en el cajón de las cosas pendientes (¿te acuerdas, Mertxu?). Este curso trabajaremos un texto distinto, Un niño griego en casa, inspirado en el método de W.H.D. Rouse, A Greek Boy at home

Con Griego II, el aula virtual nos sirve de repositorio para los temas de cultura y los textos de los discursos. He de agradecer la mayor parte del material a los numerosos compañeros que generosamente lo comparten en el correspondiente apartado de la wiki de Chiron.

Con Referentes, naturalmente cambiamos cada año de temas. Este curso tendremos de nuevo compañeros de viaje de tierras ilicitanas. Llegan acompañados de Javi, lo que es una garantía de que vamos a disfrutar aprendiendo. Para romper el hielo, hemos empezado buscando algunos referentes mitológicos en la publicidad. El blog y la wiki serán nuestros espacios de trabajo colaborativo.


Para terminar de complicarme, estoy con la programación (cambiando siempre cosas, no sé para qué pues nadie la lee) y organizando alguna de las actividades extraescolares: las visitas imprescindibles a la Domus Baebia y la estancia al Camp d'aprenetatge de Tarragona, como otros años. Para esta última actividad quedan plazas para otros centros, así que si alguno se anima, puede dejar un comentario o ponerse en contacto con nuestra divinidad preferida.

Así estoy, atacada entre materiales y actividades, recordándome que son ellos los que aprenden, que mi tarea consiste en prepararles el camino que tienen que recorrer. Como dice Fito...



6 comentarios:

Mertxu dijo...

Por los dioses, que afortunados son tus alumnos por tenerte como profesora, siempre aprendiendo, siempre educando, siempre activa. Odio profundamente a los profesores que creen que lo saben todo y que lo dan todo por sabido, que son incapaces de aprender porque son incapaces de cuestionarse.
Y a los que más odio son a los que conciben la enseñanza como un yo leo el libro de texto y vosotros tomáis apuntes, pero nunca me preguntéis ( porque quizás descubriríais que sin el libro delante soy igual que vosotros)
Recuerdo perfectamente aquella tarde. (Ay!cuanto saben algunos y que poco dispuestos están a colaborar.) La idea no quedó olvidada sino que simplemente se alojó en el fondo del armario, esperando tiempos propicios. Y esos tiempos ya han llegado. Y aquí me tienes, dispuesta a colaborar en lo que faça falta...ya sabes que los colorines se me dan muy bien

Miguel dijo...

Siempre me sorprendes Ana. Ya sé que eres una profesora fuera de lo normal. Lo sé. Sé que eres de las pocas personas que usan las TIC con gracia y sapiencia. Sé que amas tu asignatura de manera contagiosa. Sé que tus alumnos y alumnas están encantados contigo. Pero me sigues sorprendiendo. Quiero aprender de ti.

Un abrazo.

Javi dijo...

Siempre alerta, semper innovans, querida Ana.

Me alegro enormemente de compartir Secretos de Argos con vosotros y con todos

Israel dijo...

¿Me haces un huequecito en tus clases?

Ricardo dijo...

Ánimo, Ana, mucho ánimo y mucho entusiasmo e ilusión. Un abrazo.

Jaco dijo...

Me acabo de enterar de que se utiliza un aula virtual en el instituto, me alegro muchísimo. ¡Enhorabuena!

Los profesores de quien mejor recuerdo guardo son aquellos con más devoción :)