Pensamientos

miércoles, 13 de mayo de 2009

Visitas que dejan huella

Hay días en los que los dioses se fijan en un lugar y allí dejan notar su presencia, al menos así lo creían los griegos. Hoy parece que tenían la mirada puesta en nuestro centro.

Carme Riera ha estado con nuestros alumnos de bachillerato, con los que ha compartido algunas de sus experiencias, de sus pensamientos sobre la creación literaria, de sus anécdotas y recuerdos. Siempre es un privilegio escuchar a una enamorada de las letras, a quien hace del uso de las palabras un arte. Lo disfrutamos cada curso con los encuentros literarios que organiza el departamento de castellano. Esta vez han sido las compañeras de valenciano las que han hecho el esfuerzo para que nuestros estudiantes puedan conocer a una de las voces más importantes de la literatura actual. Ha sido enriquecedor escucharla reflexionar en voz alta sobre la musa que inspira a los creadores, sobre ese misterioso proceso por el que los sucesos de la vida pasan a formar parte del subconsciente y vuelven a salir a la realidad en forma de libro, sobre esa habilidad de los creadores de historias para tirar del hilo a partir de una imagen. Como en otras ocasiones, ha sido ejemplar el comportamiento de los alumnos, que han sabido apreciar el valor de una visita que quedará entre sus recuerdos y quizá, algún día, forme parte de una historia contada en un libro ...

Pero la mañana nos reservaba otra sorpresa especial. Como ya comentamos hace tiempo, el ayuntamiento de Benicàssim firmó un acuerdo con la UJI para facilitar la integración de TIC en nuestras aulas. Por fin trajeron los PCñines y ahora empezaremos una etapa de formación bajo la tutela de la UJI. La propuesta de la universidad viene de la mano de un amigo al que un día de estos tendré que dedicarle una etiqueta en este blog (por las veces que hablo de él). A su cargo ha estado la primera sesión, la de hoy, de presentación de un plan de formación 2.0 (por supuesto) que pasa por la implicación de al menos un miembro de cada departamento en el proceso, responsabilizándose a su vez de formar al resto de integrantes de su departamento. Una formación en cadena, contagiosa, viral. Por eso era tan importante que el pistoletazo de salida para este viaje fuera lo más sonoro posible, que despertara los espíritus dormidos, que provocara dudas e inquietudes, pero sobre todo, ganas de trabajar y de aprender. Nadie como Jordi Adell para lograrlo y así ha sido. Me ha encantado ver las sonrisas en las caras de mis compañeros después de escucharle y el brillo en sus ojos ante las posibilidades que ofrece la red. Ojalá se mantenga el entusiasmo.

Lamentablemente hoy mi cámara ha decidido mostrarse un poco perezosa y las imágenes que he conseguido del día son un poco decepcionantes. De cualquier modo, algo hay de la visita de Carme Riera y del paso huracanado de Jordi.

De vez en cuando, la vida te da regalos y hoy se han amontonado en el instituto.


1 comentario:

Antonio dijo...

Veo que sigues formando parte de redes más allá de las TIC. Quien no conoce este lado humano de las relaciones entre docentes no sabe lo que se pierde.
P.D. Ando todavía bajo los efectos de Getxolinguae y tu post me ha llegado.