Pensamientos

domingo, 17 de mayo de 2009

EABE09

Fui a aprender y me he traído maletas llenas de buenos momentos.




Estos días me he acercado a Almería a participar en el EABE09. Tardaré en asimilar todo lo que he vivido en unas pocas horas, pero antes de nada es imprescindible felicitar a los organizadores, especialmente a Paco, José Antonio y demás compañeros de PRoFeBLoG, al ubicuo Diego, así como a Manuel y los CEP implicados por el éxito del evento, demostrando en todo momento que no es incompatible la formalidad y profesionalidad con la cercanía y la amabilidad. Tenéis toda mi admiración por vuestro inmejorable trabajo.

Aparte de la organización y las propuestas formales, ninguno de estos eventos podría convertirse en inolvidable si no fuera por los asistentes. La calidad de las intervenciones en las mesas, las contribuciones presentadas, el ánimo de todos los participantes son lo que han proporcionado calidad a este encuentro. Será difícil de superar en la segunda edición, esta iniciativa ha despegado muy fuerte.

Juanma, el cronista más prolífico de la red andaluza, ya ha publicado una detallada reseña sobre la primera mesa redonda. Me ha encantado volverlo a ver, me ha traído recuerdos de lo bien que lo pasamos en Granada. Pero no ha sido el único reencuentro feliz: José María, de PaloTIC ha sido otra de las caras conocidas que me ha hecho sentir en casa (ojalá tuviéramos un informático así por aquí).

Como en otras ocasiones, he puesto rostro, voz y sonrisa a muchas personas a las que admiro: a Dolors, a la que volveremos a ver en las VI Jornadas de Novadors; a Luis Barriocanal (existe, doy fe), con el que es un privilegio estar, siempre se aprende muchísimo; Yolanda, la mítica insumisa de la red; la insuperable Lola, qué bien sabe poner a todos en su sitio... También he descubierto experiencias de las que aprender, como la de Santiago y Eloy sobre la integración de facebook y un blog de aula, o como el proyecto de Víctor, con nombre alejandrino: Zenódoto. Y todavía muchas más en el resto de las mesas que veré poco a poco, porque han dejado sus presentaciones y vídeos para que nos sirvan de inspiración a todos.

Fue una oportunidad para volver a ver a Manuel, conocer por fin a Mercedes, y tramar alguna idea chironiana que va a ir madurándose a lo largo de este año. Muchas gracias por venir. Fue muy especial sentirme acompañada en la sala y en la distancia; a pesar de mis reticencias, he de reconocer que twitter hizo posible que sintiera el apoyo de Carlos y Mertxu muy cerca.

Me dejo para el final a mis pacientes compañeros de mesa: Juanjo y Montse. No tengo idea del papel que hicimos en la actuación que nos tocó representar (mi trauma personal me impide guardar ningún recuerdo de lo sucedido: he de cuidar mi salud mental), pero de lo que no tengo duda es de que no podía haber tenido mejores cómplices. Conocerlos ha sido un regalo de la vida. El encuentro con Montse el primer día, acompañada de Yolanda, me convenció de que su blog solamente refleja una parte del cariño que desprende en persona, tuve la sensación de haberla tratado toda la vida, compartiendo risas y complicidades, hablando de amigos comunes como si hubiéramos estudiado juntas y nos volviéramos a ver después de muchos años. Solo un rato con ella y ya se ha convertido en amiga. Juanjo fue la otra sorpresa, mucho más risueño de lo que sus palabras expresan en ocasiones, con esa encantadora pose de rebelde de la que solamente se desprende con Penélope (a la que vuelvo a dar las gracias). Es un placer descubrir que se cumple la máxima: las palabras en los blogs reflejan sólo una parte de la persona, la realidad siempre supera las expectativas.

Como de costumbre, me dejo en la memoria muchas más cosas difíciles de expresar. Algún día, en otro lugar ...

19 comentarios:

Montse dijo...

Joooooo, te has adelantado, yo todavía estoy sintiendo, no puedo todavía escribirlo, cuando acabe de sentirlo y de disfrutar sintiendo, lo escribo.

Sólo te adelanto que yo sentí contigo justo lo mismo, desde el momento que nos conocimos, el viernes después de la mesa plenaria, me sentí contigo como dos adolescentes que comparten la misma clase del instituto y que tienen en común ilusiones, expectativas y actitudes. Repetiremos, Almería ha sido el inicio y lo siguiente ya sabes que es Canarias, jeje.

Un abrazo enorme, Montse

Ricardo dijo...

Hola, Ana. Muchas gracias de todo corazón por incluirme entre tus amigos. Espero que, especialmente Juanjo, no se "haya ido mucho de la lengua". Es el problema de conocernos desde hace casi un cuarto de siglo y haber compartido muchos momentos juntos en aquellos años cruciales. Me alegra muchísimo que lo hayáis pasado tan bien. No me extraña nada lo que dices de Montse, tan cercana, tan humana, tan cariñosa... Un abrazo muy fuerte para ti y para los tres. Por cierto, ya he visto las fotos en Flickr: os veo muy jóvenes a Montse y a ti, y muy mayor a Juanjo (jajajajajajaja).

Paco Tejero dijo...

Gracias Ana,no dejo de pensar qué hacer para que esto vuelva a ocurrir otra vez.
Me pasa como a Montse, estoy embotado por las emociones y por la alegría de pensar en todo lo que hemos vivido.
Un abrazo muy fuerte desde Almería.

José A. Martín dijo...

Ana, gracias por tus palabras que nos reconfortan y animan; como indicas,los participantes han realizado sus aportaciones y han recogido ideas, y eso es lo importante.
Un abrazo, seguiremos...

Esther dijo...

Querida Ana, sabes que estoy lejos, pero no podia esperar para darte la enhorabuena, compruebo que has triunfado tanto en el terreno profesional como en el personal, todos estabamos seguros de ello, voy corriendo a ver las fotos.
No creas que he discutido con los acentos es que el teclado este es asi de raro.
Saluditos.

Mertxu dijo...

Yo no estoy tan lejos como Esther pero también te quiero dar la enhorabuena por todo lo que eres y sobre todo, por todo lo que serás.
Recuerda Ana,que tú eres la CULPABLE de todas las cosas maravillosas que nos están pasando.
Me encanta esto del video, es como estar ahí. Sólo le pongo una pega: la cerveza y el cigarro
post-conferencia.
( seguro que viste a Carlos sonreir y a menda asentir jajaja).
Gracias por todo, amiga

Juanjo dijo...

¡Un gustazo en toda regla! Y muy buena esa estrategia tuya de decir previamente que estabas nerviosa para que nos confiáramos los demás, jeje.

Me ha encantado conocerte y poder reírnos tanto juntos, con Montse y Penélope. Y ya, sabes, lo que os comenté de Ricardo no se puede decir, aunque él vaya por ahí diciendo que parezco más viejo que él, jeje.

Un enorme placer conocerte, Ana, de los grandes de verdad.

Un abrazo

©Lola dijo...

Ya sé que te vas a reír, pero me da igual, yo soy como Montse, lo que siento tengo que digerirlo:
Ver mi nombre en una entrada del blog de Ana Ovando es mejor para mí que hacerme el rosco de pasapalabra de un tirón y encima en la tele ;)))

¡¡Gracias por este minuto de gloria que me has regalado!!

Ana dijo...

Gracias a todos por pasaros por aquí.

Montse, tenemos pendiente la próxima. Seguro que nos dará tiempo a más risas y más complicidades, compañera, este camino de complicidad tiene mucha ruta por delante.

Ricardo, creo que de esa próxima no te escapas, ya verás que Montse lo tiene ya todo muy pensado y cuenta con todo mi apoyo.

Paco y José A., fue un placer conoceros, repito mis felicitaciones por el éxito, es genial que todo vuestro esfuerzo haya dado tan buenos resultados, podéis estar muy orgullosos.

Esther, qué sorpresa, no esperaba saber nada de ti hasta que te devuelvan los húngaros. Termina bien esas merecidas vacaciones.

Mertxu, no lo dudes, te veía asentir efusivamente y eso me daba ánimos. Ya hablamos.

Juanjo, que no era estrategia, te lo aseguro. Los que me conocen mejor saben de mis problemas con el público. He de agradeceros la paciencia y el apoyo. Un verdadero privilegio estar con vosotros.

Lola, la gloria te acompaña por donde pasas y en este caso, el honor es mío por haberte conocido. Guardo entre mis mejores recuerdos ese "ideal" que me dedicaste, es de las cosas más bonitas que me han dicho, te lo aseguro. Cuentas con mi admiración por esa claridad y espontaneidad que irradias, pero sobre todo, por esa facilidad por poner a cada uno en su sitio sin ningún esfuerzo. El privilegio es mío porque hayas dejado tus palabras en este espacio.

A todos, de nuevo, muchas gracias, y hasta la próxima.

luis barriocanal dijo...

Todo un placer y un privilegio haber podido estar en el Primer EABE y compartir cartel, mesa y muchas cosas más con vosotras y vosotros (que diría la otra Montse)
Ojalá haya muchos más EABE.

Ana dijo...

Gracias, Luis, para mí fue un momento histórico el comprobar que hay personajes míticos de carne y hueso, que además se ríen y son extremadamente generosos como tú. Un placer compartir ratos contigo, me quedé con muchas ganas de más. Será en la próxima. Saludos.

Libertariano dijo...

Hola Ana, muchas gracias por el reconocimiento. Como le acabo de comentar también a Montse (gracias a Internet es como si estuviéramos todavía en Almería), EABE09 ha sido un oasis de innovación y buen rollo en el páramo que en ocasiones parece ser la institución escolar respecto a actitudes de mejora pedagógica.

Espero repetir y encontrarte de nuevo en otros foros.

Un abrazo.


Santiago Navajas

José María dijo...

Muchas gracias por la mención, Ana. Da gusto compartir un encuentro con gente así; yo también te querría en El Palo. Qué vengan más EABE's!

Yolajb dijo...

Parece que llego un poco tarde y es porque estaba esperando a que se me ocurriera algo que decir y no me llegaba. He necesitado leerte una y otra vez, despacio y en voz alta, para sacar todo lo positivo que había dentro de mi. Todo el buen rollo enorme que se generó en Almería no me deja ver lo que de verdad he aprendido entre tanta gente estupenda con la que me "rocé".

La primera de las cosas que he asimilado es que muchas mujeres y algunos hombres no nos sentimos con demasiada comodidad cuando tenemos que hablar en espacios tan grandes, desde una tarima hacia un público parapetado tras la nuca de quien se sienta delante. No todas las personas que utilizan estos espacios con soltura tienen muchas más cosas interesantes que decir que aquelas que no disfrutamos de estos momentos.
Soy consciente de que no es fácil transmitir algo de otra manera a grupos tan numerosos. Necesitamos más imaginación y creatividad para demoler la hostilidad de estos espacios.

Me pondré a pensar sobre el tema un poco más.

Un abrazo muy fuerte.

Ana dijo...

Santiago, es un placer que te pases por aquí. Seguiré vuestra experiencia si la ponéis también en marcha con los de 4º, me parece una apuesta muy interesante por integrar las redes en la educación.

José Mª, ojalá te tuviera de compañero, seguro que aprendía muchísimas cosas contigo. Nos seguimos encontrado en la red y en saraos como el EABE.

Yolanda, muchas, muchas, muchas gracias por tus palabras. Veo que eres la única que se cree lo de mi terror escénico. Sé que es mi asignatura pendiente, pero como a mí lo que me gusta es el pie de aula, no tengo demasiada prisa en superarlo. Me gusta más poner en práctica que explicar lo que hago, a lo que no doy más mérito que el de intentar mejorar cada día; reconozco que la reflexión es muy importante, pero donde realmente disfruto es con los chavales. Rara que es una :-)
Me encantó conocerte y compartir tantos ratos agradables. ¿Le diste un abrazo de mi parte a Chelucana?

Chelucana dijo...

¿Hablabas de mí, Ana? Ja,ja,ja.
Me paso por tu casita, me emociono con lo que leo, con los comentarios de amig@s comunes y ¡ese abrazo final! que, por supuesto, Yolanda olvidó darme... :-) ¡Me ha puesto el corazón a mil!
La próxima no me la pierdo.
Por cierto, ¡qué bien estuviste en esa mesa, Ana querida!
Besos

Ana dijo...

Seguro que se le olvidó entre tantas emociones, Chelucana, todos las reflexiones posteriores en los blogs no llegan a describir lo que vivimos. Te echamos mucho de menos en Almería, como a otros compañeros y amigos comunes. La próxima no puedes faltar. Te agradezco que hayas pasado por aquí a dejarme tus palabras, tan amables. Besos.

Manuel Rubia dijo...

Muchas gracias Ana, fue estupendo concerte. Un abrazo desde Almería

Yolanda jb dijo...

Sí, Chelucana, siento no haber sido capaz de transmitirte todo el cariño que Ana se encargó de ofrecernos en el encuentro. Estoy segura que lo intenté en nuestra larga conversación telefónica porque se me quedó en la piel. Ese estilo tierno con el que ella tan bien envuelve sus gestos y sus palabras no es faćil de olvidar. Y parecerá un "peloteo" dicho aquí en su página pero yo lo digo con sana envidia desde este estilo mío, un tanto "castellano-brusco", que me caracteriza.