Pensamientos

domingo, 3 de diciembre de 2006

Por tus palabras te conocerán

Recorriendo la blogosfera hay una campaña a la que me uno sin dudar: Eres lo que escribes, eres como escribes.


Por supuesto son los blogfesores de lenguas los que antes se han sentado a escribir sobre ello. De mis habituales la mayoría ya se ha hecho eco: Antonio, Angus, Lu, Eduardo, Mª José.
Conseguir que nuestros alumnos escriban correctamente no es tarea exclusiva de los profesores de lengua. Estoy muy cansada de discutir con estudiantes que reclaman porque su nota se ve disminuida a causa de uno o varios errores ortográficos (pero si no es un examen de lengua ...). No quiero justificarme por eso, no creo que deba.
Como algunos de estos blogfesores señalan, el uso de nuevas herramientas no disculpa el uso correcto de nuestras lenguas. La ortografía cuesta poco de cuidar: hay diccionarios y correctores, que pueden y deben consultarse las veces que sea necesario.
Otro cantar es el referido al estilo y la expresión. Para corregir esos errores se necesita un mayor esfuerzo, aunque creo que la mejor receta sigue siendo leer y escribir, escribir y leer. Es una carrera de fondo, no se obtienen los mejores resultados en las primeras vueltas, sino que hay que repasar, corregir, leer de nuevo, escribir ...
Para no quedarse en los deseos y buenas intenciones, Eduardo ha lanzado una propuesta interesante: ha puesto en marcha un wiki destinado a promover una correcta expresión escrita en los blogs y, en particular, en los blogs educativos. Espero que pronto se convierta en un material de consulta imprescindible para todos los blogfesores (no sólo los de lenguas).

8 comentarios:

Iaenus dijo...

Vamos a desproticar un poco, me parece genial la propuesta, aunque yo soy un lapsor linguae por naturaleza, algunos dicen de "pensamientos acelerados". "Pero" no me agrada el tono instructivista y prejuicioso(literalmente) de la campaña, como profesores somos educadores y por tanto debemos, o deberíamos, desarrollar ese papel, y evitar "juzgar" a los "alumnos" por cómo escriben, subyugandoles a la tiranía de las "faltas". Si la lengua (y su manifestación plástica: la escritura) son habilidades, ¿no es mejor favorecer el desarrollo y que cada uno ponga sus límites?. Yo tengo un "alumno" normal, pero tiene una letra super expresiva (aunque todo el profesorado dice que no se entiende). Sólo echarle un vistazo y adivinas su estado de ánimo y qué es lo que quiere expresar.
Es otra perspectiva, y nada más.

Javi dijo...

Estoy con Ana. No soporto ese lenguaje sms. Me resulta mucho más difícil de comprender que el lenguaje normal

Entiendo que estamos en una nueva era de la comunicación donde lo que importa es lo que se dice y no cómo se dice, pero prefiero expresarme en castellano y no con siglas

pompilo dijo...

Me pongo yo también a despotricar un poco. El tono instructivista es lógico en un instructor, que es lo que somos los profesores. Juzgar a los alumnos, por las faltas y por otras cosas, también me parece lógico en un profesor; más que lógico, es una obligación expresa. Prefiero el profesor que se sacude las obligaciones mediante el escaqueo al que se escaquea aduciendo la maldad intrínseca de la profesión de profesor.

No me parece buena idea confundir la ortografía con el tipo de letra, porque son cosas bien distintas que todos distinguimos perfectamente. El tipo de letra tiene un componente psicológico muy marcado que hace muy difícil que se pueda modificar. La ortografía en cambio no: nunca he oído hablar de ortografía expresiva, como no existen las violaciones al código de circulación expresivas. O se convive conduciendo por la derecha y escribiendo las cosas de forma que te entiendan, o se derrapa por la izquierda "konla s letrass por dnde te sle i el ke benga detras carrée". La normativa existe, creo, como una forma de imponer la cortesía o, como se llama ahora, la convivencia.

Y no entiendo por qué pones la palabra "alumno" entre comillas, cuando es una ocupación tan digna como cualquier otra: periodisto, prostituto, astronauto…

Perdona el tono mordaz, pero la desesperación, unida a la libertad de expresión, es lo que tiene.

Isra dijo...

Allá voy yo.
Si nosotros nos adaptamos a ellos ¿por qué no pueden ellos adaptarse a nosotros? No cuesta nada escribir bien (otra cosa son erratas fruto de las prisas y de las teclas), pero, creo sinceramente, que si no cortamos esto de la escritura d ls msg m prc k no vamo a cap lloc, xq lo k xa mi s 1 cosa xa otro s otra y paso de comprarme otro diccionario para entender algo que se supone español y que no cuesta nada escribir con corrección. Cuando me manden un sms, que escriban así, pero en trabajos, tareas y exámenes quiero, aunque suene a dictador, todas las letras.
Mi blog parece ya un árbol de navidad, pero voy a colgar otra bola: eres como escribes...

mertxu dijo...

como siempre llegó tarde. Yo también me quiero sumar a la campaña y de paso cubrir mi cabeza con ceniza y arrastrar mi verguenza: en ocasiones cometo faltas. Y si a mi, oh llicencià en clàssiques, se me escapan algunas incorreciones ¿ hacia dónde van a ir los nuevos? Os puedo demostrar con pruebas vivas ( o sea, cuñado veinteañero, estudiante de caminos) que se nos está escapando de la mano el tema de la ortografia. Más de lo que llegamos a pensar ( paqué quiero yo saber ortografía ,si voy a ser ingeniero: cuñado dixit, de verdad) Intentaré colocar el logo, si el dichoso html me deja

Merche dijo...

Me parece una gran idea la que propones. La verdad es que yo soy la primera que pienso que no debería escribir con abreviaturas en los mensajes de teléfono, sobre todo porque cada vez más dudo en cómo se escribe una cosa. Y si a todo ello añadimos la de faltas de ortografía que estamos acostumbrados a ver.. A mi sinceramente muchas veces me hacen dudar de la ortografía. Por eso, en la medida que podamos tenemos que corregir sus errores y abreviaturas en su expresión escrita.

Eduardo Larequi dijo...

Por lo que a mí respecta, las faltas de ortografía de un texto no constituyen el único criterio de corrección. Eso sí, me parece esencial que se respeten las normas de ortografía, especialmente en los blogs que realizan o patrocinan los docentes. Esa es una obligación ineludible, a la que apunta con más que sobradas razones (y magnífica ironía, por cierto) Pompilo en su comentario.

En todo caso, mi intervención se debe a que no consigo identificar a su autora, y quiero incluir su nombre, a continuación del enlace de la entrada, en el wiki que estoy montando.

Ana dijo...

Gracias a todos por elegir este sitio como lugar de reflexión abierta. Creo que el espíritu de la campaña está bastante claro, así como mi apoyo a la misma.

Eduardo, gracias por la visita y por la referencia en el wiki.