Pensamientos

martes, 20 de abril de 2010

Otra reflexión sobre blogs

Leo en el planeta de Chiron la desilusionada reflexión de un compañero sobre los blogs de aula, desengañado porque sus alumnos no parecen seguirle demasiado en sus propuestas. Ojalá que estas líneas le sirvan de algo.

En Benicàssim llevamos varios cursos trabajando con blogs. El que empezó siendo blog de docente se convirtió pronto en las actas del departamento. No parecía adecuado usarlo como canal de comunicación con los alumnos para proporcionarles material teniendo las aulas virtuales o alguna web montada a tal efecto. Así que pasó a plasmar las reflexiones sobre la marcha del curso, también conocidas como actas del departamento. Lo he explicado alguna vez: en un departamento unipersonal como el de griego, no tiene mucho sentido rellenar papeles que nadie lee, no sirven como evaluación de la tarea docente ni reflejan acuerdos tomados en las reuniones del departamento (me reúno conmigo misma, imagino que no habrá demasiado desacuerdo). Sacar las actas a la red y contar el progreso de los estudiantes, las dificultades que encontramos, las soluciones que planteamos, los éxitos y los fracasos, ha sido de las mejores decisiones que he podido tomar. De este modo, el seguimiento (o no) de la programación es público y toda la comunidad educativa es partícipe, encuentro consejos y críticas (amables casi siempre), pero sobre todo me obligo a reflexionar en voz alta y enfrentarme con mi marcha diaria. Pero eso no es un blog de aula, es un blog de docente o departamental.

Un blog de aula es aquel en el que escriben los estudiantes. Desde hace cuatro cursos los alumnos de Referentes Clásicos mantienen un blog de aula del que hemos hablado en alguna ocasión. Allí muestran sus trabajos, los preceptivos y los voluntarios. Es un espacio abierto donde se encuentran con estudiantes de otros centros, pues este curso participan los alumnos de Benicàssim con los de Elche y en cursos anteriores con los de Castellón o Almassora. Cada año empezamos con nuevos alumnos y el proceso es similar: al principio solamente publican artículos sobre lo que hacemos en clase, pero pronto alguno de ellos pide permiso para publicar por su cuenta. Por supuesto no hace falta permiso. Todos los artículos los publican directamente, sin censura ni moderación previa. En algunos casos hay fallos, es de esperar porque se trata de estudiantes aprendiendo, no son apuntes académicos ni pretenden serlo, para eso hay otros espacios mucho más prestigiosos (aunque la calidad de algunos de sus artículos bien podría pasar por la de un especialista). Las correcciones y las críticas se realizan en los comentarios, especialmente frecuentes son las relativas a las faltas de ortografía, la falta de enlaces o la presentación. Poco a poco son los mismos compañeros (del mismo centro o de los otros centros participantes) los que se encargan de esas críticas y procuran esmerarse en la redacción para no recibir comentarios negativos. Hacia final de curso la mayoría ya ha asumido que el blog de aula es su espacio, no el del docente, por eso se sienten cómodos para escribir y publicar lo que encuentran interesante relativo a la materia y se hacen más frecuentes los artículos voluntarios.

Hay compañeros que nos preguntan (a los profesores implicados en este trabajo intercentros: Esther, Israel, Javi o la que esto escribe) si no es un riesgo dejarles que publiquen o que comenten sin moderación. En cuatro cursos de experiencia hemos tenido poquísimos disgustos provocados por un mal uso de esa libertad. Todo lo contrario, pensamos que fue un acierto absoluto. Si tiene que ser su espacio, tiene que serlo con todas las consecuencias, ¿o es que en los exámenes o trabajos tradicionales corregimos antes de que nos lo presenten? La corrección siempre es posterior, después de presentar su trabajo. No se trata de presumir de alumnos perfectos, se trata de que ellos aprendan a trabajar, a corregirse, a mejorar.
Otro caso es el del blog personal del alumno, que también los hemos tenido. En alguna ocasión ha sido el alumno quien lo ha creado por iniciativa propia, porque quería ordenar sus apuntes o porque quería ampliar por su cuenta los temas que le interesan. En otros casos, el blog se ha abierto como trabajo de una materia, como en este caso de un Trabajo Monográfico de Investigación (optativa de 4º) o de un trabajo de literatura griega a propósito de Edipo rey.

Es cierto que los blogs no son mágicos, pero ¿hay alguien que piensa todavía que las TIC son cosa de magia y solucionan todos los problemas? Me parece que no se trata tanto de usar o no las TIC, de las posibles bondades de los blogs o de las wikis o de cualquier otro invento dospuntocero, sino de plantearse la forma de trabajar con los estudiantes. Si replicamos el modelo "profesor habla y alumnos escuchan" no hemos cambiado nada, hemos perdido la oportunidad de ese cambio de chip que algunos andamos buscando. Pienso que se trata de plantearse si queremos seguir con ese modelo o por fin dejamos que sean los alumnos los que participen, con todas sus consecuencias.

A propósito de esto, de que los alumnos participen, han empezado con buen tiempo los Ludi Saguntini, donde los estudiantes han sido protagonistas absolutos. Como debe ser.

8 comentarios:

Magdalena dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Aunque soy una recién iniciada, y mi blog de momento es una criatura alimentada por todos, profe y estudiantes, les doy libertad de publicación, porque quiero que sientan que tienen un espacio donde colaborar. Poco a poco lo perfeccionaremos. ¡Gracias, Ana, por tu ejemplo!

Luis Inclán dijo...

Tienes toda la razón, Ana. Hay que ir haciendo cosas poco a poco, ilusionando a los alumnos y dejándoles hacer, aunque sea a costa de errores. En mi blog de aula de Cultura Clásica hubo un comentario este curso de alguien ajeno al centro que se quejaba de las faltas de ortografía que cometía un alumno... Ya aprenderán de los errores. Yo también estoy contento del resultado, y así se lo he hecho saber al autor de esa entraa que mencionas.
¡Ah! Enhorabuena por el buen comienzo de los Ludi.

Margalida dijo...

Ana, comparto todo lo que dices. Cuando los alumnos son los auténticos protagonistas de su aprendizaje se involucran, y trabajan en el blog, en el aula virtual o delante de una hoja de papel. Trabajamos en plataforma Moodle, tenemos blog de aula El Fil de les Clàssiques y blog de alumnos, Aracne fila i fila, abierto libremente a la participación de otros centros e interesados en el mundo clásico, siguiendo vuestros pasos, y nuestro trabajo no es perfecto, no es un mostrador de exhibición, aprendemos mientras avanzamos porque "el camino se hace al andar". Mi experiencia docente en la blogosfera hasta el día de hoy es superpositiva y cuando lo deje de ser buscaré otras vías. No hay formulas mágicas y tu ya sabes cuál es el secreto, para qué volverlo a repetir.
¡Me gustaría tanto estar con mis alumnos y con todos vosotros en los Ludi! Enhorabuena por vuestro trabajo.

santi dijo...

Συμφωνώ!
Los blogs de aula son un medio estupendo para que los alumnos libremente den rienda suelta a la imaginación y la creatividad.
Los de profesor, para satisfacer nuestro ego muchas veces :D
Mihi placuit Sagunti te videre.

Álvaro P. Vilariño dijo...

Si algún alumno nos deja un examen en blanco, o está lleno de errores o faltas de ortografía...
¿ponemos en cuestión al bolígrafo o al papel?
El problema no es el medio, sino el uso que hacemos de él.

planseldon dijo...

De acuerdo en todo lo que dices, Ana. Precisamente por ahí iba mi reflexión: si el blog del aula sigue manteniendo el modelo de educación vertical, de poco sirve. Por cierto, normalmente los artículos de mi blog personal -que ni es de aula ni nada- los voy borrando según escribo nuevos. Sin embargo los que envío al feed de chiron -como el que se cita- pueden seguir siendo consultados allí, por si alguien tiene curiosidad.

En cualquier caso el curso que viene me lo pensaré mucho antes de hacer un blog de aula. Me gusta más trabajar en el aula materia o en la revistilla de papel. Ya veremos. Lo que tengo claro es que el modelo que empecé este año no me ha gustado.

Anónimo dijo...

necesidad de comprobar:)

Anónimo dijo...

Por que no:)