Pensamientos

lunes, 13 de abril de 2009

Sin libros de texto

En la red ronda una iniciativa que me parece interesante compartir: 23 de abril, día sin libros de texto.

Nuestro departamento decidió no usarlos este curso aprovechando las aulas virtuales y las posibilidades que brinda la red. Trabajamos con moodle en algunas materias, en otras usamos blogs y wikis de grupo, algunos alumnos exploran de forma creativa otros espacios (busca a Edipo Rey en tuenti, por ejemplo). Es cierto que supone más trabajo de preparación y de selección, aunque los resultados bien lo valen. Cada vez parece más claro que ha de imponerse un cambio radical de metodología y desarrollar otras formas de aprender. Ver a los estudiantes disfrutar de su aprendizaje no tiene precio.

Es fácil tomar esa decisión en un departamento de clásicas. Chiron nos ofrece todo tipo de apoyo: actividades, textos, vídeos, imágenes, presentaciones, ideas, miles de recursos y espacios donde compartir dudas o pedir ayuda. Aunque parezca increíble, cada día surge una nueva propuesta: pueden ser unas actividades de etimología, o una gramática latina para incluir en el navegador (siguiendo el ejemplo de Carlos, he preparado esta otra barra para mis alumnos de griego con enlaces a una gramática, tecleador, diccionario, etimologías y por supuesto, Chiron; quizá le sirva a alguien más). Es una fortuna pertenecer a un colectivo tan generoso y bien organizado, como se ha demostrado cuando ha sido necesario.

Se contagian las ideas, se multiplican y enriquecen, se personalizan, se adaptan, cobran vida propia. No necesitamos libros de texto para marcarnos el camino. Nuestra hoja de ruta la marcamos nosotros, nuestros estudiantes y nuestra necesidad de continuar aprendiendo juntos.

9 comentarios:

Luis Inclán dijo...

Ana:
Ya he instalado la barra de griego y parece que va bien. Se lo he dicho por mail a mis alumnos para que se la instalen.
Gracias por la iniciativa.
Luis.
PD.- Ya te queda poco para Mérida (menos que a mí)...

Ana dijo...

Gracias, Luis. Seguro que es mejorable así que agradeceré cualquier idea.
Nos vemos en Mérida, ya tengo ganas de estar allí entre amigos.

Santi dijo...

Nosotros seguro que celebramos el dia 23 sin libros de texto!

Ya me explicarás cómo das griego sin piratear los textos en tu aula virtual.

Ah, y menuda barra!
Φιλάκια

Ana dijo...

Santi, no es lo mismo un texto en griego que un libro de texto de griego, creo que es evidente. Usamos textos en griego, por supuesto, ¿hay otro modo de aprender la lengua? Pero mis alumnos no han comprado ningún libro ni lo necesitan porque de lo que se trata es de usar la lengua, no de seguir un texto determinado. La apuesta es cambiar las lecciones tradicionales en las que el profesor habla (o lee el libro de texto) y los alumnos escuchan (o copian y leen el libro de texto) por otras en las que el protagonista es el alumno, no el libro. En Griego II usamos también un texto (el de selectividad) pero no es un libro de texto ¿o sí?
En Referentes y en Cultura Clásica trabajamos con proyectos, como puedes ver si te paseas por el blog o la wiki. También leemos textos, pero no seguimos libro alguno.
Como filólogos no renunciamos a los textos ni a los libros, es evidente que si escogimos esta profesión es precisamente por el amor a las letras. Se trata de no dejarse manipular por las editoriales, de no permitir que sean empresas privadas las que marquen lo que nuestros alumnos aprendan o la forma de hacerlo. ¿Necesitas un libro de texto para que tus alumnos aprendan griego? Creo que no. Sin duda es mucho más cómodo usarlo, aunque no es garantía de que tus alumnos vayan a aprender griego. Creo que a veces nos olvidamos de que en realidad ese es nuestro objetivo, no el de llegar al final del libro.
Felices fiestas a los afortunados alcoyanos, con o sin libros de texto.

Miguel dijo...

Yo creo que con profesoras tan involucradas en el tema como tú, el libro de texto no es más que una cortapisa que impide ver el horizonte, pero, repito, para poder prescindir de los libros de texto ha de haber una mente (como la tuya) libre y feliz que transmita precisamente eso a los alumnos.

Un abrazo.

Magdalena dijo...

Ana:
Ya he instalado tu barra, y funciona de maravilla. Se la enseñé a mis alumnas y no podían abrir más los ojos de asombro. Es fantástica la sensación de que cada día se puede aprender algo nuevo. Gracias (por todo).
En cuanto a las clases apoyadas sólo en el mundo virtual, me encantaría intentarlo, pero creo que mientras mi acceso al aula de ordenadores se limite a las veces que consigo llegar antes que otro al cuaderno de reservas lo tengo un poco complicado. Confío en que la situación mejore. Mientras tanto, recibe mi envidia y mi admiración.
Magdalena

Ana dijo...

Miguel, si tu jefe de departamento se entera de lo que escribes, podemos tener problemas :-D Estoy convencida de que en tus clases los libros son lo de menos, así lo dicen tus alumnos, que se acuerdan muchos años después de esas clases tuyas tan cercanas y amenas.

Magdalena, muchas gracias por tus amables palabras. Me alegro de que la barra sea de utilidad. Sobre las aulas virtuales, todo llega, ya lo verás, aunque por el trabajo que estás haciendo con tus alumnas te sobran aulas virtuales, es una magnífica labor de la que te has de sentir muy orgullosa.

Anónimo dijo...

yo soy el mejor griego q allá vido en la historia universal

Ramon Torné Teixidó dijo...

Em sembla que proposar la data del 23 d'abril com a dia del no-llibre-de-text és desencertat. EL 23 d'abril celebrem el dia del llibre!