Pensamientos

martes, 15 de enero de 2008

Competencia digital en alumnos


Con la LOE ha aparecido un nuevo palabro que se nos cae a todos de la boca continuamente: las competencias, lo que los alumnos necesitan para sobrevivir en esta sociedad, la capacidad de usar los recursos a su alcance para cumplir las tareas planteadas o resolver problemas de todo tipo ... o algo así.

No es asunto de una sola materia, sino que nos toca a todos. Los alumnos al finalizar la etapa de Secundaria han de haber adquirido la competencia en comunicación lingüística, la competencia matemática, la competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico, competencia en el tratamiento de la información y competencia digital, competencia social y ciudadana, competencia cultural y artística, competencia para aprender a aprender, autonomía e iniciativa personal. Uf.

Para poder ayudarles a adquirir esas competencias, será necesario saber de donde partimos. Sobre lo digital ¿sabemos realmente qué competencia tienen? ¿cuánto saben? ¿qué saben? ¿cómo lo usan?

La mayor parte de los profesores damos por supuesto que nuestros alumnos nacen aprendidos en lo digital. Se les llama nativos digitales aunque se debata en varios sitios sobre lo riguroso de esta denominación. Es cierto que ven habituales muchas de las cosas que nosotros hemos tenido que aprender, que están rodeados de pantallas (cinco como mínimo decía el informe PIC), que no tienen miedo a pulsar cualquier tecla, que aprenden más rápido que muchos profesores y padres, que enseñan a sus mayores a usar los nuevos aparatos, pero ¿son competentes? ¿saben usar esa tecnología a su alcance para resolver problemas, para enfrentarse a la sociedad, para aprender? ¿cómo usan esas tecnologías?

Por curiosidad y aprovechando las vacaciones benicenses me he paseado por los espacios virtuales por los que se mueven los alumnos de Benicàssim. No sé qué pasará en otros centros, aquí lo que triunfa es el metroflog. No hay alumno que se precie que no tenga uno. No creo que la mayor parte de los padres conozca siquiera su existencia, probablemente se asustarían si supieran lo que publican sus hijos en la Red. He intentado encontrarle la gracia o las posibilidades o el atractivo a ese servicio, pero en vano. No me ha parecido un espacio interactivo aunque las firmas y comentarios se multipliquen (pero ¡sin RSS!) y sólo permite subir imágenes (ni vídeos, ni música, ni presentaciones, ni otras xuxes). ¿Qué es lo que encuentran allí los chavales de interesante? Nada, simplemente que no eres nadie si no tienes un metro. Para ser un alumno integrado, tienes que tener un metro y actualizarlo, además de firmar en todos los metros de tus amigos. Hablaría de crear redes, pero me parece que ni eso, pues los diálogos se limitan en la mayoría de los casos a pedir firmas, decirse lo mucho que se quieren y cosas similares.

Ahí termina la competencia digital de la mayor parte de los alumnos. Como dice Aníbal de la Torre, los profesores debemos tomar nota de eso al entrar en el aula de informática.

Claro que luego siempre encontramos excepciones, las que nos alegran el día. Esos alumnos que escriben en sus blogs sobre lo que aprenden, los que comparten sus dudas y descubrimientos, los que cuentan lo que piensan, los que reivindican. No estoy hablando de blogs de aula, sino de los que se abren discretamente, sin decir nada a los profesores. Afortunadamente también me he encontrado por casualidad con varios de esos que me han devuelto la sonrisa.

Eso es lo que tenemos en las aulas, diferencias y diversidad. Será nuestro trabajo darles un sentido.

(La imagen que ilustra este post pertenece a Nurika235, una alumna de 2º de ESO)

7 comentarios:

carloscabanillas dijo...

Esto es, que seguimos buscando a los alumnos 2.0, y parece que seguimos sin encontrarlos.

¿Será que los buscamos a nuestra imagen y semejanza y ellos andan por otros derroteros? Si es así, no sé si esos derroteros serán mejores o peores que los nuestros; lo que es seguro, es que serán los únicos válidos mañana.

Ana dijo...

Seguimos buscando, Carlos, igual que buenos lectores, buenos matemáticos, alumnos que disfruten con la ciencia, etc, etc.

Me parece que como en el resto de competencias, hay alumnos que fácilmente expresan sus capacidades (buenos lectores, buenos blogueros, buenos científicos), por naturaleza, por ambiente familiar, por circunstancias varias, pero son minoría. El resto necesitan un camino más largo o distinto para descubrir el placer de leer, el gusto por compartir ideas, el goce de investigar y aprender.

El problema es que veo difícil contagiar ese entusiasmo por aprender (que a eso se reducen todas las competencias) con los mismos caminos para todos.

Esther dijo...

Leyendo esto me parece que ...no soy una alumna integrada, jajajaja, no tengo metroflog ni intenciones de tenerlo, que se le va a hacer...
Me alegro que aún quedemos algunos dispersos que tenemos blog e intentamos sacarle provecho, y me alegro que sirva para demostrar que no todos somos iguales.
¡Saludos!

Antonio dijo...

Coincido en tus apreciaciones. Creo que se trata de nuevos géneros discursivos. Yo lo llamaría 'monólogos interconectados', pues en realidad, el intercambio de comunicación entre ellos en esos espacios se reduce a la función fática. Tal vez, lo más parecido a ello sería el intercambio de cromos de hace décadas, sólo que ahora se intercambian fotos.
Sin embargo, cuando les abres la posibilidad de interconexión de los blogs, suelen quedarse pasmados, pues no asimilan que la red va más allá de su círculo de amistades y de ese intercambio de fotos y emoticonos.
Ahí deberíamos intervenir, en la conversión del monólogo en una auténtica tertulia.
Un saludo.

elgreco dijo...

Wenas, wenas, babys
Ola, oliiita!! ooola Ana mi vvida komo estas bieeeeen supoooooongo. Ke bonito No lsperava Ana, este post y q me alegro mxo que trates el tema tb. Esto lo he leído en un metroflog de esos
Es pavoroso el lenguaje utilizado en él (letras y más letras mal escritas para no decir nada; tiene mérito) y algunas fotos.. mejor me callo.
En cuanto a competencias, aporto un extracto de la nueva orden de evaluación en ESO:
2. El alumnado que no haya superado alguna materia de 4º curso o de cursos anteriores, durante el proceso de evaluación continua, podrá realizar una prueba extraordinaria de las mismas en los primeros días del siguiente mes de septiembre. Esta prueba será elaborada y calificada por el departamento didáctico correspondiente.
3. El equipo docente podrá proponer también la expedición de este título para el alumnado que al finalizar el cuarto curso y, tras la correspondiente prueba extraordinaria, tenga una o dos materias con evaluación negativa y, excepcionalmente, tres. Esta decisión se adoptará siempre que el equipo docente, asesorado por el departamento de orientación o quien realice sus funciones, considere que la naturaleza y el peso de las mismas en el conjunto de la etapa no les haya impedido alcanzar las competencias básicas y los objetivos de la etapa, de acuerdo con los criterios establecidos por el claustro. Se ponderará de forma especial el Valenciano: lengua y literatura; Castellano: lengua y literatura y Matemáticas, materias instrumentales básicas.
4. El alumnado para el que no se proponga la expedición del título, podrá permanecer otro año en cuarto curso, siempre que no cumpla los 18 años en el año natural en el que inicia este curso, con la excepción señalada en el artículo 6.2; o, en su caso, incorporarse a un programa de diversificación curricular o a un Programa de cualificación profesional inicial.
7. Aquellas alumnas y alumnos que, al finalizar la etapa, no hayan obtenido la titulación de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y tengan la edad máxima establecida en el artículo 2.4 del Decreto 112/2007, de 20 de julio, del Consell, por el que se establece el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunitat Valenciana, podrán disponer durante los dos años siguientes, de una convocatoria anual de pruebas para superar aquellas materias pendientes de calificación positiva, siempre que el número de éstas no sea superior a
cinco. A tal efecto, la conselleria competente en materia de educación establecerá el procedimiento para la realización de estas pruebas.
Competencias básicas...pues eso.

Javier dijo...

"Yo solo sé que si plantas una semillita en una maceta, y la riegas todos los días, y la mimas y la cuidas, con el tiempo se hará grande grande y tendrá bonitas flores". Geni dixit.

R. Charco dijo...

Hola Ana, por fin he conseguido comentar algún post, no se porque me cuesta tanto.

En lo referente al tema que tratas tienes mucha razón,el metroflog se esta convirtiendo en una plaga, y se propaga mas rápida que el virus de la película 28 días después (vaya comparación jaja), y a mi particularmente me repatean mucho, estoy arto de recibir correos electrónicos con las actualizaciones de las fotos de los metros, una media de 6 por día. De echo en mi "grupo de amigos" creo que menos Marinus y yo los demás todos tienen metro, pero esto no se acaba aquí, hace poco hable con Rubén por el Msn y me pidió que le comentase el metro, yo le dije que no podía, porque según me han dicho si no tienes metro no puedes comentar en otro,y el me contesto: Ala,¡¿No tienes metro?! ( para mi esa pregunta fue como si me hubiera preguntado , que haces para no aburrirte),y me pareció tan estúpida esa pregunta que me desconecte.

Si no se hace algo pronto con esto, perderemos a muchos jóvenes.

Pd: Me quede In Albis