Pensamientos

martes, 18 de septiembre de 2007

Paris

Como decía ayer, sólo me faltaba por conocer a los alumnos de 3º de Cultura Clásica, un grupo de 13 estudiantes que se acercan a las civilizaciones clásicas por primera vez de forma sistemática, a los que intentaremos seducir con la belleza eterna de los mitos, con el estudio de nuestro pasado, descubriendo las raíces de nuestra civilización ... por medio de propuestas didácticas preparadas con mucho entusiasmo y cariño.

Siempre es interesante descubrir algo de lo que ya saben sobre la materia, lo que conocen por las películas, o por los videojuegos, o por lo que han oído en otras clases. En nuestro centro, tenemos la suerte de contar con grandes educadores como Miguel, que siempre encuentran la ocasión para deleitar con mitos a sus alumnos, aunque no aparezca entre los contenidos de su materia. Por eso, ya es costumbre escuchar (especialmente entre los buenos alumnos) la frase sí, eso nos lo contó Miguel ... Es una labor que le agradecemos no sólo los profesores de clásicas (que le debemos la motivación inicial de gran parte de los alumnos que escogen la asignatura) sino también las familias y los alumnos, en los que deja una huella de la que no siempre es consciente.

Este año hay en clase alguno que repite y nos ha ayudado a centrar el tema de la manzana de la discordia, una aproximación a la mitología para esta primera sesión. Todo ha sido fantástico, los chavales han seguido las explicaciones con curiosidad y ganas de intervenir, hasta que ha llegado la anécdota del día. Una ya está acostumbrada a que rápidamente se relacione a Homero con Homer, pero hoy ha sido la primera vez que me he encontrado a uno de ellos convencido de que Paris era una mujer (tendré que asimilar que la fama de P.H. es mayor que la del príncipe troyano). No quiero pensar en lo que imaginaba mientras hablábamos de las ofertas de Afrodita y de su pasión por Helena, ya tendremos tiempo y ocasión para ese tipo de conversaciones, pero no era mi intención para el primer día. Resuelto el malentendido, creo que han salido contentos de la elección de su optativa.

Nos queda mucho curso por delante en el que espero que resolvamos más lagunas como la de hoy.

2 comentarios:

Juanjo dijo...

Jo, que recuerdos Ana, ¿tu te acuerdas verdad?
Te hechamos mucho, mucho de menos.

Isra dijo...

Ana, si tienes problemas con "lagunas", me avisas. Ya sabes que soy su habitante más destacado.